lunes, 29 de junio de 2015

La Junta Estatal Republicana, con el gobierno griego y su pueblo

La Junta Estatal Republicana (JER) quiere mostrar todo su apoyo al gobierno griego de Syriza ante el permanente chantaje al que han sometido a un gobierno democrático de la Unión Europea para lograr imponer a Grecia nuevas medidas antisociales que agravarán la situación económica de los ciudadanos, con la amenaza permanente de no renovar ni el rescate ni los préstamos que permitirían que siguiera funcionando con normalidad el sistema financiero.

La Junta Estatal Republicana (JER) denuncia la soberbia e injustificable amenaza de la Troika ( FMI, BCE y eurogrupo) al gobierno de Tsipras en lo concerniente a la celebración de un referéndum consultivo en el ámbito de decisión soberana del estado griego. Lo que no puede ser es que la democracia, el hecho de que los ciudadanos decidan en referéndum, sea un problema para las instituciones y los gobiernos europeos.

La intolerancia de la Troika con el gobierno griego, a juicio de la JER, se debe al intento de humillar y someter al gobierno griego e imponerle durísimas medidas neoliberales y recortes sociales o dejarle sin liquidez, como finalmente ha ocurrido, con una oposición constante a la soberanía de los pueblos y los estados que la componen.

En este sentido, la JER avisa a la ciudadanía española de que ‘todos somos griegos’ pues ese chantaje permanente a Grecia ya le ha sido impuesto a varios países, condicionando los rescates financieros y los préstamos a la aceptación de esos gobiernos de una agenda neoliberal. Habría que preguntarle a Rodríguez Zapatero y a Rajoy por qué no defendieron a sus ciudadanos y admitieron unas medidas durísimas antisociales y de re cortes, empezando por el artículo 135 de la Constitución española, que fue reformado para priorizar el pago de la deuda con el dinero destinado hasta entonces a inversión social.

Para la Junta Estatal Republicana (JER) la convocatoria de un referéndum es una defensa de la soberanía griega y supone dar la palabra a los ciudadanos para que decidan en un tema crucial donde el gobierno griego no quería aceptar la propuesta de la Troika, pero al tiempo, como ha explicado el ministro de Economía griego Varufakis, “tampoco podíamos simplemente descartala dada su importancia para el futuro de Grecia”.

Para la JER la actitud de el gobierno griego ha sido una actitud digna y elogiable, de quien defiende su programa y es honesto con sus ciudadanos para decirles que en su negociación con la UE, el BCE y el FMI había medidas impuestas que iban a contradecirlo.

Y respecto al futuro de la banca griega, el control de capitales y la inevitabilidad del ‘corralito’, a juicio de la JER, es una situación límite a la que se ha llegado por culpa de una negociación convertida en chantaje por la soberbia de la Troika, que ha intentado llegar al límite en su obsesión con derrotar los principios políticos del gobierno griego.

A 29 de junio de 2015

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada